5 Razones por las que NO DEBES invertir tus últimos ahorros en un negocio.

5 Razones por las que NO DEBES invertir tus últimos ahorros en un negocio.


emprender un negocio

Frecuentemente me sorprendo con la cantidad de negocios (llámense pequeñas tiendas o emprendimientos) que abren a mi alrededor. De forma mucho menos grata, en menos de seis meses suelo descubrir que la mayoría ya no existen, muy pocos llegan al año y casi ninguno sobrepasa los cinco. 

Además de la tristeza que siento, porque soy una emprendedora nata y sé el esfuerzo que supone montar un negocio, aún me da más pena que la “ignorancia” sea una de las principales causas del fracaso.

 ¿Por qué hablo de ignorancia y no de crisis, mercado o falta de clientes?

Sencillamente, porque la mayoría de los emprendedores que inician una actividad ignoran lo que puede sucederles y, lo que es aún peor, IGNORAN que lo IGNORAN, valga la redundancia.

 ¿Qué quiero decir con esto? Con frecuencia he escuchado a muchas personas comentarios del tipo “no tengo trabajo, pero con el  dinero de la indemnización voy a poner un negocio” o “ya no quiero trabajar para nadie, ahora trabajaré para mí”. Lamentablemente, estas son las que terminan emprendiendo los negocios de los que hablaba al comienzo.

 ¿Por qué fracasan?

Porque comienzan su negocio por una necesidad personal y no por una necesidad del mercado, que es quien DEFINITIVAMENTE tiene la última palabra.Es mucho más común escuchar: “Soy peluquero, así que montaré una peluquería” que “Aquí la gente no tiene dónde cortarse el pelo, está claro que lo necesitan, montaré una peluquería”

 La primera expresión parte de una decisión/ necesidad /habilidad personal, mientras que la segunda responde a una necesidad del mercado, que es el que determinará el éxito de mi negocio.

Como emprendedores, SIEMPRE debemos recordar que:

  • “EL MERCADO ES EL REY Y HAY QUE OBEDECER  LO QUE ÉL DICE”

 ¿A qué me refiero por mercado?

A la diferencia entre oferta y demanda, lo que indica el número de nuestros clientes potenciales.

 √ Poca Oferta / Mucha Demanda = Mayor número de clientes potenciales ( por ende, mayor probabilidad de éxito)

Mucha Oferta/ Poca Demanda = Menor número de clientes potenciales (por ende, mayor probabilidad de fracaso)

Aunque se trata de una fórmula muy sencilla, la mayoría de los que comienzan un negocio ¡nunca la aplican!

A veces también ocurre que creemos que nuestra idea es  tan genial y novedosa que tenemos el éxito asegurado. No la comentamos con nadie para que no la copien, y la tenemos tan bien guardada que, cuando por fin la difundimos, encontramos que obviamente nadie la conoce. 

Por eso no nos dimos cuenta a tiempo de que nuestra propuesta era tan innovadora que NO HABIA MERCADO PARA ELLA.

¿Sabes por qué no tiene mercado? 

Porque no hay demanda.

¿ Y por qué no hay demanda si es algo tan genial? 

Simplemente, porque no se conoce lo suficiente.

Piensa en ello: ¿Cómo puedes necesitar o querer comprar algo que no sabes que existe?

Las grandes empresas se gastan verdaderas fortunas en hacernos conocer sus productos nuevos, para crearnos una necesidad que llevará a una compra posterior. Saben muy bien que, si no los conocemos, sencillamente no los compraremos.

Para concluir haciendo honor al título de la nota, voy a darles…

5 RAZONES POR LAS QUE NO DEBES INVERTIR TUS ÚLTIMOS AHORROS EN PONER UN NEGOCIO:

  1. Por PROBABILIDAD ESTADÍSTICA. La probabilidad de fracaso es mayor que la de éxito. Si arriesgas tus últimos ahorros tienes muchas probabilidades de quedarte sin NADA, poniéndote en grave riesgo a ti y a tu familia.
  2. Por una CUESTIÓN DE FOCO. Si has pensado más en lo que TÚ sabes hacer que en  lo que el MERCADO necesita, tus probabilidades de fracaso aumentan aún más.
  3. Por el TIEMPO DE MADURACIÓN. Si no eres capaz sobrevivir al menos un año (más en épocas de crisis) sin que el negocio obtenga beneficios, no es buena idea destinar a esto tus últimos ahorros. Ten en cuenta que, en general, no sólo no conseguirás beneficios sino que tendrás que soportar pérdidas.
  4. Por FALTA DE VISIBILIDAD. Si tu idea o producto es tan novedoso que nadie lo conoce y no dispones de fondos para realizar una campaña publicitaria, nadie se enterará de lo que ofreces y vas directo al fracaso.
  5. Por FALTA DE INFORMACIÓN. Por último, pero no menos importante, no dediques tus últimos ahorros a un negocio si desconoces quiénes son tus  competidores (siempre hay alguno, aunque sea con un producto sustituto que puede reemplazar al tuyo), y quiénes son tus clientes potenciales, los que comprarán tu producto.

 

 Con este artículo no pretendo ser pesimista, sino aportarte una dosis de realismo para añadir a tu equipaje de emprendedor. ¡Espero que te resulte de utilidad!

 

 

 

¿Te ha gustado? ¡Cuéntalo!Share on Facebook73Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn4Email this to someone

One Comment

  1. carlosferrerg says:

    Muchas gracias por esta información, no obstante difiero un poco ya que yo fui el caso contrario, con el desempleo me tocó intentar hacer empresa, al principio me endeude un poco, pero hoy lo agradezco porque mi empresa esta ganando cada día mayor solidez. Creo que lo que me ha permitido esto ha sido la forma en que previsiono la empresa al tiempo que el orden contable que mantengo para no sobre endeudarme. Uso un libro de excel muy sencillo de entender ya que no soy contador, con el manejo los movimientos contables diarios y construyo los balances y estados financieros, los cuales interpreto gracias a que he investigado sobre el tema y me ha permitido optimizar el dinero en mi compañía. Les dejo el link por si quieren verla: https://www.excel-accounting-budget-analysis.com

    Respecto a la previsión, hago presupuesto en el mismo libro de excel por área, pero más allá de eso planifico mi negocio y las acciones y metas a cumplir para lograr buenos ejercicios.

Deja un comentario

O
 

Acceso sólo para suscriptores Suscríbete GRATIS aquí