¿Qué tipo de consumidor eres según el uso que haces de tu dinero?

¿Qué tipo de consumidor eres según el uso que haces de tu dinero?



Aperitivo

  • Seguro que muchas veces te has preguntado por qué has comprado ese producto o te has suscrito a esa revista o incluso, por qué has contratado ese seguro. Es muy importante reconocer y tomar consciencia de nuestro comportamiento a la hora de consumir para poder modificar y mejorar en aquello que no se acerca a lo que deseamos.Hoy vamos a descubrir qué tipo de consumidores somos en relación al uso que hacemos de nuestro dinero. Existen muchos tipos de consumidores en función de diferentes aspectos, pero ahora nos centraremos en los que yo trabajo en el coaching financiero y que determina cómo se relacionan nuestras compras y nuestro dinero.

 

consumir

Tipos de consumidores:

  1. Acomodador: este tipo de consumidor, tal como su nombre indica, trata de cuidar de su dinero, tenerlo a salvo, ponerlo y colocarlo en sitios en los que él se sienta seguro. Por lo tanto, su forma de consumir es centrándose en cubrir sus necesidades básicas, haciendo una reflexión profunda en cada proceso de compra. No es una persona que adquiera artículos que para él son de lujo ni se permita caprichos.
  2. Ahorrador: estamos ante un consumidor en la que su meta principal es ahorrar, por lo que, sus compras están basadas en cubrir sus necesidades básicas buscando siempre el precio más competitivo del mercado. Son personas que se fijan mucho en las ofertas. Éstos, algunas veces, se permiten un capricho, siempre y cuando consideren que el precio de lo que han comprado es una ganga y que la utilidad del producto o servicio que adquieren es adecuada para ellos.
  3. Cuidador: son consumidores que intentan destinar su dinero hacia el bien de los demás, consideran que la mejor forma de gastar y de consumir es aquella en la que hacen un bien para la comunidad. Son protectores de los demás y en algunas ocasiones, dejan de preocuparse por las necesidades propias conformándose con sentirse gratificados por ayudar a los demás. No se permiten caprichos para ellos, aunque son capaces de gastarse en los caprichos de sus protegidos el importe que sea necesario.
  4. Soñador: es una persona que utiliza su dinero en el consumo para todo lo que necesita en el momento de la compra, sin fijarse si realmente le podrá dar una utilidad correcta. Son consumidores que siempre tienen en mente algo que comprar. Los productos que adquieren le ayudan a mantener vivo el espíritu soñador y le hacen sentirse cerca de lo que ellos desean. Compran por impulso y dejándose llevar por las emociones del momento.
  5. Ojeador: este consumidor es la persona que antes de comprar analiza al detalle las características del producto, qué establecimiento es el idóneo para adquirirlo, realiza pros y contras de tener el producto. Es una persona que no le importa comprar todo lo que necesita y al precio que corresponda, siempre y cuando considere que lo que está cogiendo es completamente idóneo para él. Suelen tardas varios días en decidir y realizar el proceso de compra.
  6. Desplumador: es el consumidor que lo quiere todo y que siempre se lo pide a los demás. Aprovecha cualquier ocasión para pedir lo que necesita de forma que siempre espera de sus allegados que se porten bien con él en ese sentido. Son las personas a las que les cuesta pagar el café compartido porque consideran que ellos tienen siempre menos dinero que los demás. Es raro que se compren algún capricho y que regalen algo a alguien porque sí.
  7. Deslumbrador: es la persona que le encanta adquirir productos de primeras marcas. Son consumidores de cosas de lujo, aunque sólo puedan comprar ese producto en mucho tiempo. Se suelen dar esos caprichos y además, la mayoría de las veces compran por impulso.

 

Ahora que conoces que tipos de consumidores existen, seguramente te hayas visto identificado/a con alguno de ellos. También es posible que te veas reflejado/a en varios, es normal, son comportamientos, y nadie es de una forma u otra. Son hábitos que se adquieren.

Te invito a que reflexiones y te hagas la pregunta de qué tipo de consumidor eres y que observes en ti cómo actúas y si realmente es lo que deseas y quieres para ti.

Tengo una buena noticia, si no te gusta cómo realizas tus compras… cámbialo!! Ahora que eres consciente de cómo lo haces puedes empezar a modificar y mejorar tu comportamiento. Son hábitos que podemos cambiar cuando nosotros queramos y estemos dispuestos a sentirnos mejor con nosotros/as mismos/as.

¡!Ánimo y a disfrutarlo¡!

Si has descubierto qué tipo de consumidor eres..Déjame un comentario.

 

revista mi dinero

¿Te ha gustado? ¡Cuéntalo!Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn1Email this to someone

2 Comentarios

  1. Hola, me gusto mucho el articulo , lo voy atrabajar con mis alumnas . grac

Deja un comentario

O
 

Acceso sólo para suscriptores Suscríbete GRATIS aquí