Mi percepción de los avances de la educación financiera para niños

Mi percepción de los avances de la educación financiera para niños



Aperitivo

  • Quiero compartir con ustedes amigos lectores, la satisfacción que siento en este momento con la publicación del Documento “Mi plan, mi vida y mi futuro. Orientaciones Pedagógicas para la Educación Económica y Financiera”, que el Ministerio de Educación Nacional de Colombia (MEN), acaba de lanzar y en el cual tuve el honor de haber participado el año pasado como parte del equipo técnico. En este documento puse mi granito de arena.

Para aquellos interesados en la lectura completa del documento, pueden descargarlo aquí

Al ver publicado este documento, comencé a reflexionar acerca del avance que ha tenido la Educación Financiera (EF), desde el momento en que comencé a interesarme en el tema.

niños dineroAntes del año 2005, muy pocas personas y entidades hablaban de la Educación Financiera (EF) y menos de la dirigida a niños. Cuando yo mencionaba que estaba escribiendo un libro al respecto, me miraban “como si estuviera loca”. Encontrar material impreso en español e inglés era difícil y los artículos que se hallaban en Internet, eran escasos.

En esa época, cuando me acercaba a instituciones educativas y/o financieras para ofrecer programas de EF dirigidos a los estudiantes o a los hijos de los clientes, estos no tenían aceptación, ni siquiera lo contemplaban dentro de sus actividades.

En el año 2008, se presentó la crisis financiera iniciada por el colapso de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos. Esta crisis se manifestó de manera grave desde inicios de 2008, contagiándose primero al sistema financiero estadounidense y después al internacional, generando varias consecuencias, entre ellas una crisis de liquidez, diferentes derrumbes bursátiles y en conjunto, una crisis económica a escala internacional.

Una de las consecuencias que tuvo esta crisis es que se vio la importancia de brindar EF para que las personas pudieran tener más elementos de control sobre sus finanzas y evitar pérdidas de dinero como las ocurridas en ese año.

A partir de ese momento se generó un gran interés en la EF, especialmente por parte de entidades financieras, a nivel nacional e internacional.

En Colombia, la ley 1328 de 2009 estableció entre otros aspectos, que el sector financiero brindara una…”adecuada educación a los consumidores financieros respecto de los productos y servicios financieros que ofrecen las entidades vigiladas, de la naturaleza de los mercados en los que actúan, de las instituciones autorizadas para prestarlos, así como de los diferentes mecanismos establecidos para la defensa de sus derechos”

Es así como la mayoría de los bancos comenzaron a brindar EF, dirigida en un principio a sus clientes y más adelante orientada a los niños, para que desde pequeños tuvieran herramientas con las cuales tomar mejores decisiones, posibilitando una mayor inclusión financiera a los servicios ofrecidos por las entidades. Cada entidad diseñó su propio programa, de acuerdo con sus criterios y necesidades, creándose un abanico de programas aislados y no coordinados. La variedad de los mismos, dificultó su estandarización.

Aunque ya se hablaba de Educación Financiera, el MEN y las instituciones educativas, estaban ajenas al tema. Fue un contenido abordado durante muchos años por las entidades financieras, muchas de las cuales lo que buscaban con la misma, era atraer clientes. Las temáticas que en su mayoría trabajaron, se relacionaban con sus productos y servicios (Ahorro, manejo de la tarjeta de crédito, derechos y deberes del consumidor financiero, uso de los cajeros automáticos, etc.). En mi concepto, con estas temáticas, las entidades financieras le “vendieron al público” una idea incompleta y parcializada de lo que es la EF.

Aunque son temas importantes, la EF no se reduce a los conocimientos y contenidos teóricos relacionados con el sistema financiero.

En algunos países, la Banca estableció convenios con los Ministerios de Educación para dar EF, como en el caso de Colombia, en donde el MEN con apoyo de la Asobancaria, lanzó el documento comentado al inicio de este artículo, con el que pretende guiar a aquellas instituciones educativas que de manera voluntaria y transversal quieran darla.

En la propuesta del MEN, se resaltan aspectos importantes que van más allá de lo enfatizado hasta el momento por las entidades financieras. Por ejemplo: Para el MEN es importante que los estudiantes se reconozcan como sujetos de derechos y desarrollen sus competencias, tengan en cuenta sus habilidades y actitudes en la toma de decisiones, asuman responsabilidad por las decisiones y acciones económicas y financieras, por la administración que hagan de los recursos y por la participación activa y solidaria  en la búsqueda del bienestar personal y social. Como se aprecia, no se trata de una EF individualista: Tiene en cuenta a los otros, sus contextos, la pertinencia de su bienestar y del de la comunidad.

educación financiera5Con base en lo anterior, puedo decir que desde que comencé a interesarme en el tema hasta este momento, la EF se ha posicionado como necesaria e importante, se ha ampliado al incluir también la educación económica, muchas personas y entidades se han sensibilizado hacia el tema y ha tenido un avance extraordinario.  A la vez, me sigo planteando preguntas como:

  • ¿Dónde quedan la enseñanza directa de los valores y el énfasis en la ética, tan importantes en las transacciones financieras?
  • ¿En dónde están las actitudes, creencias y emociones que, según los estudios de la psicología económica, guían las decisiones financieras?
  • ¿Con qué mentalidad (de abundancia o escasez) recibimos la EF y cómo dicha mentalidad puede “reforzar” o “sabotear” las enseñanzas recibidas?
  • ¿Cómo a través de la EF, se pueden lograr cambios en la percepción, que lleven a las personas modificar sus situaciones de vida?
  • ¿Cómo favorecer a través de la EF, que las personas logren una independencia financiera?
  • ¿Cómo evaluar los resultados e impacto de la EF en la vida diaria de las personas, sin que necesariamente los resultados estén ligados a la bancarización?
  • ¿Cómo incluir en la práctica de la EF, los avances y aportes de la economía conductual o comportamental relacionados con las decisiones económicas y financieras que toman las personas, con las conductas de los consumidores, con la psicología del dinero, con los procesos de socialización económica, con el desarrollo del pensamiento económico en los niños, niñas y jóvenes, etc.?

En fin, para mí son bastantes los interrogantes planteados y es mucho lo que falta para que la EF dirigida a niños y niñas, sea de verdad integral y exitosa al llevar los conocimientos a la práctica. A la vez, considero que han sido importantes los avances que el tema ha tenido a lo largo de estos años.

Esperamos que disfrutes de El Recetario Financiero, donde te ofrecemos la mejor educación financiera integral para ti y los tuyos 😉

revista finanzas personales

¿Te ha gustado? ¡Cuéntalo!Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

O
 

Acceso sólo para suscriptores Suscríbete GRATIS aquí