Cómo enseñarles a los niños a gestionar su dinero  de manera eficiente

Cómo enseñarles a los niños a gestionar su dinero de manera eficiente


Aperitivo

  • En estos días entramos con mi esposo y nuestros hijos a almorzar en un restaurante. La única mesa disponible, aún estaba con lo que habían dejado los comensales anteriores: vasos y cubiertos utilizados, servilletas sucias, migajas de comida, etc. Nos sentamos, esperando que una persona viniera a limpiar la mesa y después de un rato, llegó una joven. Se llevó los platos y tazas, dejando los cubiertos. Volvió por los cubiertos, se los llevó y dejó las servilletas usadas y las migajas. Regresó con un trapo para limpiar la mesa. Con una mano tomó las servilletas usadas y con el trapo en la otra mano, llevó las migajas a una esquina de la mesa y las arrojó al suelo. Limpió la mesa con el trapo, al que se le habían adherido unas migajas y estas volvieron a quedar en la mesa. En ese momento nos preguntó qué deseábamos y sin tomar nota del pedido, se fue. Se demoró mucho en volver y cuando regresó con el pedido, traía bien la mitad del mismo. La otra mitad estaba equivocada. Le devolvimos lo que trajo erróneamente y le preguntamos por qué no anotaba. Ella respondió: “A mí no se me olvida”. Casi una hora después de haber entrado en el restaurante, la joven trajo lo solicitado. Cuando salimos del lugar, mi hijo mayor dijo: “A este sitio no vuelvo y si por cualquier circunstancia tengo que hacerlo, pediré que me atienda otra persona”.   Durante el tiempo que observé a esta joven, pensé: “A esta muchacha no le han enseñado a hacer de manera eficiente su trabajo ni a manejar eficientemente los recursos”, aspecto esencial de abordar cuando se brinda educación económica y financiera a los niños y niñas. Para lograr lo anterior, ellos(as) requieren entender: qué son los recursos y cómo podemos alcanzar nuestros objetivos.

– Plato principal –

¿Qué son los recursos?

Los recursglobe-140051_640os son todo aquello que nos beneficia de alguna manera. Hay recursos materiales (que podemos ver y tocar, como una silla, en la cual podemos sentarnos y descansar) y recursos no materiales (que no podemos ver, ni tocar, como la  energía, que nos beneficia al manifestarse en luz, como los bombillos).   Podemos invitar a los niños a que observen lo que los rodea y lo mencionen (pueden ser personas, animales, plantas, objetos, acciones que alguien lleva a cabo, etc.). Y a partir de su observación, podemos preguntarles qué recursos observan, explicarles que todo lo que nos rodea son recursos: recursos humanos (como los médicos, los educadores, sus padres, sus hermanos, etc.), recursos naturales (como el agua, las plantas o los animales), recursos materiales como los bienes (elaborados por el ser humano, como  los libros) y recursos llamados servicios (actividades que se llevan a cabo para satisfacer algunas necesidades de las personas), por ejemplo: cuando un médico realiza la actividad de diagnosticar y recomendarle un determinado tratamiento a una persona, le presta un servicio de salud.   También es esencial explicarles que hay recursos privados (pertenecen a una persona o a una entidad) y recursos públicos (son de todos: como las carreteras, las vías ferroviarias, los hospitales, los parques, etc.).   Los niños requieren entender que es importante cuidar y tratar bien todos los recursos, para que duren y muchas personas puedan disfrutarlos durante más tiempo.

¿Cómo podemos alcanzar nuestros objetivos?

Si utilizamos los recursos adecuadamente, podremos conservarlos, mantenerlos, aumentarlos, mientras que si los manejamos de manera inadecuada los acabaremos más pronto y no podremos contar con ellos en el futuro.  Preguntémosles a los niños y niñas cómo manejar adecuadamente algún recurso, escuchemos sus respuestas y complementemos lo que nos dicen.

Un ejemplo es el cuidado del agua: ¿Cómo hacerlo? cerrando el grifo al lavarnos los dientes, o bañarnos el cuerpo en el menor tiempo posible, o no arrojar basura a los ríos o a las fuentes de agua, etc.   Manejar adecuadamente los recursos significa diferenciar entre el manejo eficaz, efectivo y eficiente de los mismos. Cuando hablamos cotidianamente, utilizamos estos tres términos como si fueran sinónimos, pero tienen semejanzas y diferencias. darts-155726_640

Semejanzas: Cuando deseamos obtener un recurso o cuando buscamos beneficiarnos de algún recurso, nos estamos planteando un objetivo. Por ejemplo: desear comprar nuestra vivienda, es un objetivo; o desear hacer ejercicio utilizando una bicicleta, es otro objetivo. Podemos lograr esos objetivos de manera efectiva, eficaz o eficiente. De las tres maneras logramos el objetivo que nos trazamos. Y en eso son semejantes los tres términos.   Las diferencias entre ellos términos se aprecian en la forma de conseguir los objetivos propuestos y en las consecuencias que cada una genera.

  ¿Qué significa alcanzar un objetivo de manera efectiva?

Logramos un objetivo de manera efectiva, cuando producimos un efecto, sin tener en cuenta cuál es este efecto, ni cuál es su impacto.   En el ejemplo de la joven del restaurante, su objetivo era limpiar la mesa y atendernos. Lo hizo: cumplió su objetivo, pero: A) Al limpiar la mesa, botó las migajas al suelo. En lugar de limpiar bien, generó basura en el suelo. B) Al pasar el trapo mojado con migajas, éstas volvieron a quedar sobre la mesa. No hizo una limpieza adecuada C) Al no anotar, no recordó una parte del pedido, la cuál le fue devuelta, generando una pérdida para el restaurante.

La joven fue efectiva: realizó la actividad para la cuál estaba contratada (produjo el efecto de limpiar la mesa y atendernos), pero lo hizo de tal manera que, ensució el piso y generó pérdidas sin tener en cuenta las consecuencias de sus acciones (una de ellas es que al decidir no regresar, el restaurante también perdió clientes).

¿Qué significa alcanzar un objetivo de manera eficaz?

¿Quieres seguir leyendo? ¡Puedes hacerlo!
Sólo tienes que suscribirte ¡GRATIS! para disfrutar de todos los contenidos exclusivos para nuestros miembros.
(Si ya estás registrado, ingresa aquí)

SUSCRIBIRME

actividades extraescolares

¿Te ha gustado? ¡Cuéntalo!Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

O
 

Acceso sólo para suscriptores Suscríbete GRATIS aquí