Mi hija quiere un cojín molón

Mi hija quiere un cojín molón


¿¿El qué?? Sí, como has leído un C-O-J-Í-N M-O-L-Ó-N.

  • Aunque, según mi opinión, nada que se llame de esa manera merece ser  considerado en serio y menos aún, si comprarlo… cuesta la friolera suma de ¡¡29,99 + 7,95 de gastos de envío !!

¿Casi 40 euros un… cojín?cojin molon

Sí, y aunque no lo creas, no está recubierto en tela de seda, tampoco es  mágico, ni  garantiza que tu hijo/a se duerma a la primera sin rechistar o que se quede en su cama toda la noche entera. Aunque debo ser justa: ¡lleva luces! Sí, luces en su interior que se encienden con el contacto, como si los chinos no hubieran sabido que hacer con el excedente de navidad y las bombillas del árbol las hubieran escondido entre las plumas.

Tal vez asumas, dada mi introducción, que me he negado rotundamente a comprarle ese ¿capricho? a mi hija de 5 años. Tienes razón, lo hice. ¿Y sabes qué? No ha servido para nada.

Mi niña no sólo es muy perseverante en sus ideas, sino que además…¡tiene una hucha! por lo que su respuesta a mi negativa fue simplemente un…“Entonces, mamá, me lo voy a comprar yo con todo mi dinero”

 Como yo también soy persistente en mis ideas, y me horrorizaba pensar de que todas su monedas se vieran (mal) invertidas en un cojín, le propuse lo siguiente: ¿Por qué no te ganas el dinero que necesitas para comprarte la almohada, haciendo algún trabajo por el que yo pueda pagarte?

Por supuesto, aceptó encantada.

Su tarea será fregar los platos después de cenar, y yo le pagaré una moneda cada vez que lo haga.

Como aún no sabe contar del todo bien y no diferencia el valor de las monedas, hicimos una cartilla (la de la imagen) para que vaya tachando  todas las monedas que va introduciendo en su hucha y así de paso, poder llevar un control de las mismas

libreta de ahorro niños

El resto del dinero que necesita, lo pagaré de mi bolsillo para que logre su objetivo en un plazo razonable y no se desmotive.

Ya sé que no he podido convencerla de que desista de una compra innecesaria y onerosa, pero al menos ahora puedo dormir tranquila sabiendo que aprenderá algo más sobre el valor del dinero y el esfuerzo que conlleva conseguirlo.

¿Sabes por qué comparto esta experiencia contigo?

Para que veas que como padres, SIEMPRE tenemos a nuestro alcance una oportunidad, si sabemos aprovecharla, para enseñarles a  ahorrar, a ser responsables y a consumir con inteligencia. Y también porque pensé que mi experiencia podía resultarte de utilidad.

Recuerda que es  nuestro trabajo educarlos para que se conviertan en adultos financieramente responsables e independientes  aunque a veces eso signifique…¡un cojín molón!


Si quieres aplicar esta receta con tu hijo o hija, aquí te dejo los ingredientes

  1. Fuerte deseo. El niño/a debe querer algo con intensidad, para que le valga la pena el sacrificio (Vamos, como a todos 🙂 )
  2. El “trabajo” es trabajo. Debe ser algo que no haga habitualmente y no le corresponda con su deber como miembro de la familia, Ej. NO es un trabajo ni puede recibir dinero por juntar los juguetes si está habituado a hacerlo y es parte de su rol como hijo/a.
  3. Controlar el dinero. Debe tener una libreta de ahorro donde pueda visualizar constantemente el dinero que le falta y lo que desea comprar (para mantener el foco y aprender a llevar un control de su dinero).
  4. Meta de ahorro a corto plazo/ mediano plazo. Para que  no pierda la motivación, pueda lograt su objetivo de ahorro y disfrutar de los beneficios del mismo, el plazo en conseguirlo no debería sobrepasar los dos/ tres meses. En niños pequeños lo ideal sería un máximo de 15 días para lograr su objetivo.
  5. Nadie paga por un trabajo mal hecho. Recordarle que todo trabajo que uno haga lo tiene que hacer muy bien,  o no le pagarán por ello. Esto le ayudará a formarse una ética de trabajo. Hay que seleccionar bien las tareas para que puedan ser capaces de hacerlas con idoneidad.
  6. No obligarlos a “trabajar” pero recordarles el compromiso. Si  un día puntual no desea hacer su “trabajo” asignado, recordarle que demorará más en llegar  a su objetivo.
  7. ¿Qué otras estrategias o recursos utilizas con tus hijos para enseñarles el valor del esfuerzo y del ahorro?

 

                 

Si tienes alguna duda o pregunta déjame un comentario, yo iré actualizando este post para contarte cómo sigue la experiencia de mi hija emprendedora y lo que vamos aprendiendo por el camino 😉

Ah, y si crees que puede serle útil a otro padre, por favor ¡Comparte! 

 

 

revista mi dinero

 

¿Te ha gustado? ¡Cuéntalo!Share on Facebook20Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

O
 

Acceso sólo para suscriptores Suscríbete GRATIS aquí