¿Qué significa ser empresario?

¿Qué significa ser empresario?



Hay quienes no se definen a sí mismos como empresarios porque consideran que la palabra les queda grande. Imaginan hombres de traje que acumulan miles de millas de viajero y cierran grandes negocios. Sin embargo, ese estereotipo no representa a la inmensa mayoría de los empresarios, ni en la Argentina, ni en Latinoamérica, ni en el resto del mundo.

Es empresario todo aquel que lleva adelante una empresa, sin importar el tamaño, la envergadura o la actividad. El abogado que atiende a sus clientes, la docente que dirige su escuela privada, el grupo de amigos que monta un comercio para financiar sus estudios… todos ellos son empresarios.

Si tus ingresos dependen de buscar clientes y satisfacer sus necesidades con productos o servicios, te puedes considerar empresario (o emprendedor, palabra que suele sentar más cómoda).

En sentido amplio, todo aquel que no está empleado en relación de dependencia y cuyos ingresos dependen de sus propios productos o servicios, puede considerarse un empresario o emprendedor.  Lo es porque para llevar adelante su actividad requiere manejar todos los variados aspectos de un negocio, más allá de que trabaje solo o con empleados, de que facture apenas para sobrevivir, o de que se trate de una emprendimiento que crece en ventas y sucursales.

 

¿Quieres seguir leyendo? ¡Puedes hacerlo!
Sólo tienes que suscribirte ¡GRATIS! para disfrutar de todos los contenidos exclusivos para nuestros miembros.
(Si ya estás registrado, ingresa aquí)

SUSCRIBIRME

¿Te ha gustado? ¡Cuéntalo!Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+9Share on LinkedIn0Email this to someone

2 Comentarios

  1. Comparto plenamente los puntos desarrollados.
    Sin embargo creo que todos los puntos mencionados se resumen en uno…
    La PASION por lo que haces.
    Si eres emprendedor y NO pones esa llama a tu proyecto, fracasaras.
    En cualquier tipo de emprendimiento tendremos altos y bajos, algunas veces los bajos serán muuuuuy profundos y si no tenemos la plena convicción de que lo lograremos seguramente encontraremos multitud de excusas, validas, para explicar nuestro “fracaso”.
    Sin embargo, si hacemos lo que nos gusta, NADA ni NADIE podrá desviarnos del objetivo. Y lo conseguiremos, no lo dudes.
    La pasión es esa última brazada que das cuando ya todos te dan por perdido, es el último intento que te permite llegar. La pasión no entiende de razones ni de excusas, solo quiere y va a llegar a donde se proponga.

    Clarísimos ejemplos de gente con amor por lo que hacían o hacen son:
    Ford (si, el de los autos)
    Steve Jobs
    Bill Gates
    Carnegie
    Napoleon Hill
    Tesla
    Edison
    Marconi
    Da Vinci
    Y miles mas

    ¿O ustedes acaso creen que los arriba mencionados NUNCA enfrentaron un problema de envergadura? Por supuesto que si! Y fue TAN inmenso el problema que superaron que la recompensa fue proporcional al sacrificio.

    Como dice el refrán “No pain, no gain”
    Así que, desde mi punto de vista, si no hay pasión no tendremos muchas posibilidades de ser emprendedor…en ningún rubro.

    En resumen, ser empresario es poner tu pasion a trabajar 🙂

    Gracias

Deja un comentario

O
 

Acceso sólo para suscriptores Suscríbete GRATIS aquí