Tengo deudas con la tarjeta de crédito ¿Qué hago?

Tengo deudas con la tarjeta de crédito ¿Qué hago?


Aperitivo

  • Hace unos días una amiga me comentó lo indignada que estaba con su Banco porque, a pesar de  que pagaba regularmente su deuda con la tarjeta de crédito desde hace 5 años, el saldo pendiente de pago había disminuido muy poco. “Como si fuera un barril sin fondo“, según sus  textuales palabras. Producto de esa conversación nació este breve artículo que espero que te sirva no sólo para entender mejor el asunto (si estás en una situación similar), sino también para tomar  decisiones más inteligentes con respecto al uso de las tarjetas de crédito.

Lo primero que debes saber  es que la tarjeta de crédito es una arma de doble filo. Si la utilizas a tu favor, y pagas su saldo total a final del mes, puede ayudarte a financiar tus compras a 30 días con 0% de interés. Sin embargo, si la utilizas para costear tus compras y pagas sólo una cantidad mínima mensualmente, puedes endeudarte gravemente y traerte serios problemas económicos.

Una práctica muy habitual de los bancos y/o entidades financieras, como también así de algunos comercios,  es ofrecerte, antes o después de que hayas gastado una suma importante en una compra, la posibilidad de pagar la misma en ” cómodas cuotas”. “Las cómodas cuotas” generalmente te las presentan como si éstas no tuvieran asociado ningún gasto y simplemente existieran para facilitarte la vida. Sin embargo, a veces olvidan mencionarte algo muy importanteel interés promedio anual de las tarjetas de crédito es de ¡un 25% o superior!

¿Qué significa esto? Que si gastas 1000€, al final del año terminarás pagando 1250€, (lo que has gastado más los intereses por haberte “permitido” pagar a plazos). Aunque esto no termina aquí, veámoslo mejor en el siguiente ejemplo:

wallet-401080_640Supongamos que necesitas amueblar tu casa y como no tienes dinero en efectivo, decides estrenar esa tarjeta dorada que tanto llama la atención en tu cartera. Vas a la tienda, eliges los muebles y luego de pagar con la tarjeta de crédito recibes el siguiente mensaje Aplace  fácil y cómodamente su compra de 1000€ en Muebles Pepe  pagando ¡tan sólo 60 € al mes! GASTOS 0% TAE 25% Acepte respondiendo OK”

Tú piensas: ¿¿60€ solamente por mes?? ¡GENIAL! OK OK OK .

Obviamente te has entusiasmado con la idea, pero si la hubieras meditado un poco más seguramente no te hubiera resultado tan tentadora. Vamos a hacer números (que aunque son una versión simplificada y no corresponden exactamente con la realidad, te servirán para hacerte una idea de lo que hablo).

Gastas 1000€

Pagas 60 € x mes x 12 meses = 720€ al año.

O sea que, al finalizar el primer año, te resta pagar solamente 280€ y sólo necesitarás un poco más de 4 meses adicionales para saldar la cuenta total ¿Verdad?

¡NOOOOO! La cuenta es otra.

Gastas 1000€

¿Recuerdas que el mensaje decía 25% TAE? Esto significa que pagarás un 25% más, en concepto de intereses y gastos, lo que suma 250€ a tu deuda inicial.

Ahora debes los 1000€ que has gastado + los 250€ de intereses anuales.  Si a continuación divides por 12 meses los intereses que adeudas,  resulta un total de =  20,83€ por mes que deberás pagar de intereses únicamente.

Entonces aunque pagues 60€ por mes, si descuentas los 20,83€ de intereses, ÚNICAMENTE estarás destinando  39,17€ a pagar tu gasto inicial de 1000€, lo que te llevaría aprox.  ¡2 años y 1 mes! saldar la deuda que has contraído. El barril sin fondo de mi amiga.

Dado el alto interés que cobran las tarjetas de crédito NUNCA es recomendable financiar las compras con ellas, por más de 30 días.

Ok, seguramente te ha quedado claro para el futuro  pero si ya te has endeudado y estás pagando el mínimo como le sucede a mi amiga ¿Qué deberías hacer?

Lo mismo que le dije a ella. PIDE UN PRÉSTAMO PERSONAL Y CANCELA LA DEUDA CON LA TARJETA DE CRÉDITO.

¿Por qué?

Porque los intereses de los créditos personales son muy inferiores a los de la tarjeta de crédito, en torno al 10% en España, y esto te hará ahorrar un montón de dinero en intereses. Si no puedes sacar un crédito, averigua otras opciones que suelen ser también más económicas: pedir un préstamo en la empresa que trabajas que irás abonando con parte de tu sueldo, u ofrecerle pagar un 10% de intereses a un amigo o familiar que te preste el dinero. En este caso ambos ganan, porque él o ella, ganarán una rentabilidad muy superior a la media del mercado y tu te ahorrarás aprox.  un 10 o 15 % en concepto de intereses.

Para finalizar recuerda las siguientes reglas para el uso inteligente de las tarjetas de crédito:

  1. Evita financiar tus compras por más de 30 días con la tarjeta de crédito
  2. Si aún quieres hacerlo, averigua primero la tasa anual equivalente (TAE) que te ofrecen y compárala con las otras opciones disponibles (crédito personal, etc.)
  3. Si ya estás endeudado/a averigua cuánto es la tasa de interés que estás pagando y busca pedir un préstamo en donde pagues menos intereses para saldar con él, la deuda de la tarjeta de crédito.
  4. Recuerda la frase “No hay almuerzos gratis” Si lo que te ofrecen suena demasiado bueno para ser verdad, desconfía.
  5. Y por último: nunca olvides la regla nro.1 🙂

¿Te han servido estos consejos? 

Participa y déjame tu opinión aquí.

 

 

 

revista mi dinero

¿Te ha gustado? ¡Cuéntalo!Share on Facebook77Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

6 Comentarios

  1. Mas claro echele agua.. Si eso lo hubiera sabido hace un tiempo atras ( muy atras) me hubiera ahorrado tambien el dinero y el disgusto de tu amiga.
    Hoy no tengo tarjeta de credito porque si no puedo pagarlo de contado entonces espero a poder hacerlo y santo remedio, aunque a veces es dificil de llevar a cabo porque, debo reconocer que la publicidad tiene esa fantastica habilidad para hacerte creer lo contrario.

    Gracias por el articulo.

  2. Me gusto el articulo, contiene bastante información, la parte donde recomiendas saldar la tarjeta con un préstamo es muy acertada, por experiencia propia lo digo que en verdad ayuda mucho a evitar los altos intereses de la tarjeta, ya que con el préstamo podemos pagar una cuota ya establecida mes a mes sin temor a que la deuda aumente, con la salvedad de ser puntuales en los pagos cada mes.

    Saludos

    http://www.dinerorapido-finanzaspersonales.com/

Deja un comentario

O
 

Acceso sólo para suscriptores Suscríbete GRATIS aquí