Cuando hablamos de dinero, hablamos de felicidad

Cuando hablamos de dinero, hablamos de felicidad

Hay dos ingredientes muy importantes que forman parte de la FELICIDAD:

Saber postergar las gratificaciones, para tener paciencia y ser perseverantes con lo que deseamos y tolerar la frustración, para no perder la motivación cuando las cosas no salen como esperábamos o no recibimos lo que creemos que merecemos.

Ambas actitudes suponen un autocontrol importante por parte de la persona, e implican un gran paso en su desarrollo personal.
 ¿Sabías que para aprender a postergar las gratificaciones y a tolerar la frustración la educación financiera es de gran ayuda?
Sí!  a través del ahorro, aprendemos a postergar las gratificaciones y cuando evitamos el consumismo, aprendemos a tolerar la frustración.
Por eso, es tan importante que eduquemos financieramente a los niños,  porque no sólo les ayudará a  gestionar bien su dinero cuando sean adultos, sino que además, contribuirá  a algo mucho más importante …su futura felicidad.

2 Comentarios

Deja un comentario

O
 

Acceso sólo para suscriptores Suscríbete GRATIS aquí